Beta

Noticias

Oración Martes 22 de Abril de 2014 - Pastor Andrés Corson

Oración del 22 abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Oración Martes 15 de Abril de 2014 - Henry Pabón

Oración del 15 abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Henry Pabón. #SuPresenciaenInternet

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Etiqueta: 
Tipo: 
Audio

¿Cómo fueron salvas las personas antes de Cristo? - Pastor Andrés Corson - 16 Abril 2014

Esta es una pregunta que muchas personas tienen:

Si en los tiempos del Antiguo Testamento, Jesús aún no había ido a la cruz, ¿cómo fueron salvos quienes vivieron antes de él?

Al respecto hay varias porciones de la Biblia que nos dan la respuesta:

  • Hebreos 10:4 dice que no es posible que la sangre de los toros y las cabras quite los pecados.
  • Romanos 3:20 dice que nadie llegará jamás a ser justo ante Dios por hacer lo que la ley manda.
  • Gálatas 2:16 asegura que nadie será declarado justo mediante su obediencia a la ley.

Si nada de esto da la salvación, ¿cómo fueron salvas personas como Abraham o Moisés?

La salvación en el Antiguo Testamento como en el Nuevo, después del sacrificio de Jesús, fue otorgada por la gracia de Dios. Efesios 2:8

Quiénes vivieron antes de que Jesús se entregara en la cruz fueron salvos por lo que Jesús iba a hacer. Nosotros somos salvos por lo que Jesús hizo. Ellos tuvieron una revelación del futuro mientras que nosotros miramos hacia el pasado.

Hechos 4:12 dice: “¡En ningún otro hay salvación! Dios no ha dado ningún otro nombre bajo el cielo, mediante el cual podamos ser salvos”.

Muchas personas creen que el Dios del Antiguo Testamento era diferente al del Nuevo Testamento. Hebreos 13:8 dice: “Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre”. Malaquías 3:6: Yo soy el Señor y no cambio. Por eso ustedes, descendientes de Jacob, aún no han sido destruidos”. Dios siempre ha sido el mismo Dios de gracia.

Dios no trata diferente a su pueblo de acuerdo al tiempo. Dios siempre ha sido el mismo y su gran marca es el amor.

El Dios del Antiguo Testamento es un Dios que también perdona. En el Antiguo Testamento Dios se relacionó con su pueblo a través de la obra futura de Jesús en la cruz.

Ejemplos de salvación:

Abraham: Gálatas 3:6-8: “Abraham le creyó a Dios, y Dios lo consideró justo debido a su fe”. ¿Fe en qué o en quién? Abraham tuvo una revelación del sacrificio de Jesús.

Moisés: Hebreos 11:24-26: “Fue por la fe que Moisés, cuando ya fue adulto, rehusó llamarse hijo de la hija del faraón. Prefirió ser maltratado con el pueblo de Dios a disfrutar de los placeres momentáneos del pecado. Consideró que era mejor sufrir por causa de Cristo que poseer los tesoros de Egipto, pues tenía la mirada puesta en la gran recompensa que recibiría”.

¿Cómo supieron estas personas lo que Jesús haría si no tenían Biblia?

  1. Por medio de la revelación: ellos vieron lo que Jesús iba a hacer. Hechos 10:43 dice que de él (de Jesús) dan testimonió todos los profetas.
  2. Por tradición oral o mensaje que pasaba de voz a voz.
  3. Los corderos que se sacrificaban les mostraban lo que iba a suceder. Génesis 3:21.

Esto muestra claramente que solo a través de Jesús hay salvación, él es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

Predicación del 16 Abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Estoy estresado - Pastor Andrés Corson - 13 Abril 2014

Por más que te estreses, hay muchas cosas que no puedes cambiar. Esta es una paráfrasis de lo que dice en Mateo 6:27:

“¿Acaso con todas sus preocupaciones pueden añadir un solo momento a su vida?”.

¿Qué es el estrés?

Un sentimiento que experimentamos cuando estamos bajo presión.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Dificultad para desconectarte del problema
  • Sentimiento de irritabilidad y depresión
  • Deseo de aislarte
  • Dolores que no tienen explicación médica
  • Tensión muscular
  • Alergias
  • Problemas estomacales
  • Cansancio, agotamiento y pesadez
  • Pérdida del apetito

¿Qué lo ocasiona?

  • Los cambios
  • La muerte de un ser querido
  • Tener un nuevo integrante en la familia
  • Adquirir responsabilidades nuevas
  • Decisiones que debes tomar
  • Tener que elegir entre dos cosas que parecen igualmente atractivas o dos que no te gustan
  • Los problemas
  • Los ruidos
  • Gente fastidiosa
  • Expectativas irreales respecto a cosas como el matrimonio o los viajes
  • Adquirir un defecto físico
  • Hablar en público

Lo importante es aprender a manejar estas situaciones pues el estrés es particularmente dañino cuando permites que afecte tu cuerpo, tu mente y tus emociones. También cuando otras personas se ven afectadas por la forma en que reaccionas cuando estás estresado.

¿Cómo hacer que el estrés no te controle?

a. Identifica las situaciones que te producen estrés

b. No permitas que el estrés te domine y mantén bajo control la situación que está ocasionando estrés

Jesús también vivió situaciones que pudieron llevarlo a sentir estrés: la muerte de Juan, ser perseguido constantemente, las acusaciones de la gente que lo perseguía, la gente que se burlaba de él.

Para evitar el estrés es importante:

  1. Aprender a decir no.
  2. Oír la voz de Dios y obedecerla. Hebreos 10:16 dice: “Este es el nuevo pacto que haré con mi pueblo en aquel día -dice el Señor-: Pondré mis leyes en su corazón y las escribiré en su mente”. Escuchar la voz de Dios es algo que vamos desarrollando con la práctica.
  3. Pasar tiempo con Dios. Mateo 11:28 dice: “Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso”.
  4. Confiar en Dios. Proverbios 3:5-8: “Confía en el Señor con todo tu corazón, no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar. No te dejes impresionar por tu propia sabiduría. En cambio, teme al Señor y aléjate del mal. Entonces dará salud a tu cuerpo y fortaleza a tus huesos”.
  5. Disfrutar la vida. Juan 10:10 dice: “El propósito del ladrón es robar y matar y destruir; mi propósito es darles una vida plena y abundante”. Alégrate en medio de la situación estresante, busca la paz en Dios.
  6. Aprende a descansar. Éxodo 34:21: “Tienes seis días en la semana para hacer tu trabajo habitual, pero el séptimo día dejarás de trabajar, incluso durante la temporada del arado y de la cosecha”. Descansar es cambiar totalmente de actividad.

Predicación del 13 Abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Herencia: una vida de fe - Joy Corson - 9 Abril 2014

Un hijo que le pide la herencia a su padre es el centro del relato que narra Lucas 15:11-31.

Cuando se habla de herencia lo primero que viene a la mente son cuentas bancarias, posesiones y bienes. La pregunta es, ¿cuál es tu herencia de Dios y qué herencia espiritual les dejarás a tus hijos? Como padre tienes la responsabilidad de dejarles a tus hijos cosas de valor eterno.

¿Qué es de valor para Dios? Una vida de fe:

1. Creer en Jesús como salvador: para tener fe es necesario creer lo que Dios ha dicho en su palabra y conocer que por la gracia eres salvo.

2. Demostrar a tus hijos una fe constante, firme y personal que no depende de la fe de tus padres o familiares. Una fe sincera, no fingida, evidente por tu manera de vivir.

La fe de tus hijos depende del conocimiento que les transmites acerca de la Palabra de Dios. Dios espera que cada padre se asegure de que sus hijos conozcan los que él ha hecho.

¿Cómo transmitir ese mensaje?

  1. Cuéntales cómo te ayudó Dios durante el día.
  2. Hagan un culto familiar.
  3. Canten canciones de historias bíblicas.
  4. Vive las verdades de Dios día a día.
  5. Ten un tiempo personal con Dios todos los días.

Satanás busca impedir que vivas una vida de fe poniendo estorbos e impedimentos. También, busca intimidarte para que sientas temor frente a ciertas situaciones y no puedas contarles a tus hijos todo lo que Dios ha hecho.

Para dejar en tus hijos una herencia de fe, también es importante tener claro cuál es el propósito de tu vida y no enredarte en negocios que impidan que ese propósito se cumpla. Satanás busca separarte de una vida que le agrade a Dios.

Para mantener tu fe, es necesario que seas fiel a lo que Dios te ha enseñado. Así les mostrarás a tus hijos lo que es verdaderamente importante.

La gente buena deja una herencia de valor eterno. Y tú, ¿qué les vas a dejar a tus hijos?

Predicación del 9 Abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia – Bogotá – Colombia por Joy Corson. #SuPresenciaenInternet

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Etiqueta: 
Tipo: 
Audio

La presencia divina en la transformación humana - tercera parte - David Hormachea - 8 Noviembre 2009

Predicación del 8 de Noviembre de 2009 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por David Hormachea.

La presencia divina en la transformación humana - segunda parte - David Hormachea - 8 Noviembre 2009

Predicación del 8 de Noviembre de 2009 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por David Hormachea. 

La presencia divina en la transformación humana - primera parte - David Hormachea - 8 Noviembre 2009

Predicación del 8 de Noviembre de 2009 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por David Hormachea.

Materia Gris 6: Obra de teatro cristiana / Reunión de Jóvenes

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Etiqueta: 
Tipo: 
Video

Jesús llevó nuestras enfermedades - Pastor Andrés Corson - 6 Abril 2014

Jesús soportó nuestros dolores y cargó con nuestras enfermedades para entendernos pero también para ayudarnos, Isaías 53:4.

Para ser sanos físicamente debemos primero recibir sanidad en las demás áreas.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad?

1. Pecado: puede ser el nuestro o el de nuestros familiares, sin embargo, en la cruz, Jesús declaró el fin del dominio de la muerte sobre el cuerpo. Si queremos ser sanos tenemos que creer que nuestros pecados son perdonados.

2. Maldiciones generacionales: los genes que causan ciertas enfermedades también se heredan, por eso es bueno estudiar por lo menos tres generaciones atrás para establecer hábitos para prevenirlas.

3. Ataduras sexuales: son una puerta abierta a las enfermedades. 1 Corintios 6:18 dice: “¡Huyan del pecado sexual! Ningún otro pecado afecta tanto el cuerpo como éste, porque la inmoralidad sexual es un pecado contra el propio cuerpo”.

4. El trauma del abuso sexual le abre la puerta a muchos demonios pero sobre todo al de enfermedad.

5. Resentimiento, amargura, falta de perdón: muchas enfermedades físicas tienen su raíz en enfermedades emocionales. Sucede igual con la soledad, la incertidumbre, los complejos, el dolor del rechazo, la baja autoestima.

6. Mente: la causa de la enfermedad de muchos es mental. En Mateo 8:13 Jesús le dice al centurión: “todo se hará como has creído”. Por eso es necesario creer bien.

El único que puede cambiar lo que está en tu mente eres tú, para hacerlo es necesario leer la Biblia.

7. Las deudas, las preocupaciones, la competencia, la comparación con otros, así como el afán de tener dinero o posesiones enferman.

Las enfermedades también son el resultado de las malas decisiones que tomamos. Otras cosas que enferman son los imprevistos como caídas, accidentes y malos hábitos como el cigarrillo, el alcohol, comer comida chatarra y el sedentarismo.

Aunque Dios dispone la enfermedad para nuestro bien él no la envía. Satanás es quien manda la enfermedad. Hechos 10:38 dice: “cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”.

Si la enfermedad no es la voluntad de Dios, la sanidad sí lo es, por eso debemos orar por sanidad.

 

¿Cómo me apropio de la sanidad?

Lo principal es tener fe. Podemos usar la oración por sanidad como una estrategia para conquistar a los perdidos. Siempre que oremos por una persona que no ha recibido a Cristo como salvador podemos tener la seguridad de que Dios la sanará con el propósito de mostrarle su amor y su poder.

¿Qué hacer para recibir la sanidad?

Como creyentes debemos identificar qué ocasionó la enfermedad, después hacer la oración de fe y declarar palabra bíblica de sanidad. Aun en medio de la enfermedad debemos seguir creyendo que Dios es nuestro sanador.

 

Predicación del 6 Abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Oración Martes 8 de Abril de 2014 - Clarita Pira

Oración del 8 abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Clarita Pira. #SuPresenciaenInternet

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Etiqueta: 
Tipo: 
Audio y Video

Ídolos - Juan Pablo Landínez - 2 Abril 2014

Dios desea que no tengamos ídolos. Él es un Dios celoso.

¿Que son los ídolos?

Es tener una figura o una imagen de algo que se convierte en un dios y que adoramos. Es la manera más fácil que el ser humano crea para relacionarse con un dios sin que le cueste nada.

El mundo se desvive por las rebajas, las promociones. A veces ocurre lo mismo cuon Dios, buscamos en dios con descuento con quien no cueste nada tener una relación.

Cuando sentimos que Dios no está, buscamos otro, uno que se ajuste a nuestra necesidad, un dios que no exija nada.

¿Cuáles son los ídolos más comunes?

  1. Dinero: creemos que si tuviéramos más seríamos más felices.
  2. Trabajo: muchas veces lo ponemos por encima de Dios y de nuestra familia.
  3. Personas: sean vivas o muertas se convierten en nuestros ídolos.
  4. Líderes, pastores personas de influencia, de posición social: los idolatramos y empezamos a creer que tienen poderes sobrenaturales.
  5. Imágenes: ocurre cuando creemos que para relacionarnos con Dios necesitamos darle una imagen.
  6. Ropa: sentimos que nos da estatus, poder.

Los ídolos que creamos tienen su origen en nuestro pasado. Tenemos ídolos para evitar que suceda algo malo que nos ocurrió o por el contrario para que se repita una experiencia agradable que tuvimos.

Sin embargo, en Lucas 9:62 Jesús dijo: “Nadie que mire atrás después de poner la mano en el arado es apto para el reino de Dios”.

Si continuamos mirando hacia atrás, seguiremos conformándonos con buscar a Dios para que actúe de la manera en que actuó en el pasado, limitaremos a Dios a lo que hizo antes. Eso hace que nuestro Dios poderoso se convierta en un dios pequeño.

Dios quiere manifestarse en todas sus maneras. ¿Qué tal si hoy le dices a Dios: “Yo no te conozco en esta área pero hoy te quiero conocer”?

Dios quiere ser nuestro único Dios porque:

  • El quiere ser nuestro Padre. Dios es más que disciplina y reglas.
  • Dios quiere que someta mi carne para que él pueda relacionarse con mi corazón. La carne es el mayor enemigo del creyente: contra esta luchamos todos los días. Es la que nos lleva a buscar ídolos o a crearlos.
  • Quiere que aprendamos a comunicarnos con él.
  • Quiere inspirarnos a tener una vida de esperanza y coraje.
  • Quiere que tengamos una relación intensa con él.
  • Quiere darnos instrucción, pues es un Padre que advierte peligros.
  • Quiere ser el centro de nuestra vida.

Nuestro Dios es un Dios costoso, extravagante. Excesivamente original que no está en oferta.

Para que Dios sea el centro de tu vida y el único Dios debes comunicarte con él y dejar que te influencie. Buscar instrucción en su palabra. Que él sea la persona con quien más hablas.

 

Predicación del 2 Abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Juan Pablo Landínez.  #SuPresenciaenInternet

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Tipo: 
Audio y Video

¿Mentalidad de esclavitud o de Reino? - Orlando Reyes - 30 Marzo 2014

Hay un lugar en donde se conoce el poder de Dios y sus infinitas posibilidades, tu mente.

Sin embargo, hay algo que impide que comprendas lo infinito que es Dios, la mentalidad de esclavitud.

Para entrar al asombroso mundo de la fe en donde Dios hace lo infinito, lo imposible, es necesario que cambies tu mentalidad de esclavitud por mentalidad de reino. La mente es susceptible de ser moldeada pero implica también un cambio de actitud.

La mentalidad de reino se activa cuando obedeces, crees, das gracias, amas y sabes que Dios tiene algo más grande para ti. Esta mentalidad permite conocer más posibilidades de lo que Dios es.

No importa si estás en el desierto, si es Dios quien te lleva saldrás bien librado. Esto le ocurrió al pueblo de Israel pero, ¿logró superar su mentalidad de esclavitud? Para que los israelitas cambiaran su forma de pensar Dios les envió el Maná. Con esto, él quería que el pueblo lo conociera como un Dios justo y suficiente.

Dios escoge algo o a alguien para que hagas esa transición hasta que tu mentalidad cambie a mentalidad de reino.

¿Cuál es el objetivo de Dios?

  1. Él quiere saber si harás lo mejor
  2. si serás agradecido con lo justo, con lo suficiente que él te da
  3. si serás fiel en administrar lo poco

Permanecer con mentalidad de esclavitud y mediocridad es pecado. Si permitimos que el pecado gobierne nuestra mente nunca podremos agradar a Dios.

Israel no superó la mentalidad de esclavitud, desearon volver atrás y recordaron lo que tenían en Egipto. Entonces, Dios mandó las codornices. Sin embargo, el pueblo tampoco apreció el milagro que Dios hizo al darles más de lo que tenían antes.

En el desierto hay milagros pero con la mentalidad de esclavitud no llegarás a darles el valor que merecen. La mentalidad de Israel no estaba preparada para recibir codornices. Tal vez Dios no ha contestado tu petición porque tu mentalidad no está preparada para recibir más. Dios tiene una tierra prometida para ti pero se asegurará de que estés listo para recibirla.

La mentalidad de Jesús fue probada en el desierto. Satanás quiso que Jesús negociara su mentalidad. Pero en Mateo 4:4 vemos la respuesta de Jesús ante la provocación de Satanás: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino también de toda palabra que salga de los labios de Dios.” Juan 6:35 dice: “Yo soy el pan de vida -declaró Jesús-. El que a mí viene nunca pasará hambre, y el que en mí cree nunca más volverá a tener sed”.

Vivimos del lenguaje de Dios y él habla a través de sus promesas. Dios usa las revelaciones porque quiere que tú sueñes pero también usa también el silencio, eso es parte de lo que sale de su boca.

Predicación del 30 Marzo 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Orlando Reyes. #SuPresenciaenInternet